Cirugía Carotídea:

La enfermedad de las arterias carótidas es una enfermedad que afecta a los vasos sanguíneos que conducenla sangre arterial a la cabeza y el cerebro, cuyas células necesitan sangre oxigenada procedente del corazón.

 

Esta sangre llega principalmente a través de las arterias carótidas internas que son ramas directas de la aorta, la principal arteria del cuerpo.

Las arterias carótidas comunes se dividen en artería carótida interna (irriga al cerebro) y arteria carótida externa (irriga la zona facial) a nivel del bulbo carotídeo.

¿Cuáles son las enfermedades más frecuentes de las arterias carotídeas?

Cuando existe una estenosis en alguna de las arterias carotídeas, se puede producir una enfermedad cerebrovascular, que puede manifestarse en forma de ictus o accidente cerebrovascular (ACV). La enfermedad de las arterias carótidas aumenta el riesgo de sufrir un ataque cerebral de tres maneras:

  • La acumulación de una sustancia grasa denominada «placa» puede estrechar significativamente las arterias carótidas.

  • Un coágulo sanguíneo puede atascarse en una arteria carótida estrechada por placa.

  • La placa o un coágulo puede desprenderse de las arterias carótidas y obstruir una arteria más pequeña en el cerebro (una arteria cerebral).

Además, las arterias carótidas pueden ser asiento de tumores. Los más comunes son paragangliomas benignos derivados del seno o glomus carotídeo.

Quemodectoma, tumor del glomus carotideo, Valderrama, Cirujano cardiovascular Málaga

¿En qué consiste la intervención y cuando está indicada?

La endarterectomía carotídea consiste en quitar la placa que está obstruyendo la arteria carótida interna, la arteria carótida común o la bifurcación carotídea, consiguiendo aumentar muy significativamente el flujo de sangre oxigenada que llega a las arterias del corazón. Se encuentra entre las operaciones arteriales más frecuentemente realizadas. La operación está indicada cuando la estenosis de la arteria es significativa (mayor al 50%) habiendo habido síntomas previos (un accidente isquémico transitorio o un ataque cerebral) o cuando, aun sin síntomas, la estenosis es crítica (mayor al 70-80%), debido al riesgo de enfermedad cerebrovascular.

El éxito de la intervención depende de la experiencia del equipo quirúrgico, estimándose adecuada una mortalidad de menos del 3%. Actualmente, nuestro equipo se encuentra muy por debajo de esas cifras de mortalidad (<1%).

 

Existen casos en que la mejor opción es implantar un stent, especialmente en reintervenciones, pacientes con radiación previa en el cuello, anatomía desfavorable o pacientes con grandes comorbilidades. En este caso realizamos la intervención en la sala de radiología vascular con un equipo multidisciplinar y la aplicación de los últimos avances para prevenir complicaciones durante el procedimiento.

La cirugía de los tumores carotídeos consiste en la resección y extirpación de éstos. Los tumores más frecuentes a nivel carotídeo son los quemodectomas o tumores derivados del glomus.

 

¿Quién está en el quirófano durante la intervención?

Durante una intervención carotídea, un grupo altamente capacitado trabaja en equipo. La siguiente es una lista de las personas que están en el quirófano durante una intervención carotídea.

  • El cirujano cardiovascular, que dirige el equipo quirúrgico y realiza la intervención.

  • El/los cirujanos cardiovasculares ayudantes.

  • El anestesiólogo cardiovascular, que administra los medicamentos que duermen al paciente durante la intervención (anestesia). Se asegura de que el paciente reciba la cantidad adecuada de fármaco durante la cirugía y se encarga de controlar los monitores que controlan el estado del paciente durante la intervención.

  • Las enfermeras cardiovasculares, que han recibido formación específica para ayudar durante una intervención carotídea.

Previo a la intervención

Excepto en casos urgentes, la intervención se llevará a cabo en una fecha adecuada para usted y con disponibilidad de quirófano por parte del cirujano. Deberá comunicar a éste su estado reciente de salud incluyendo si ha tenido algún resfriado, o fiebre. Acuérdese de llevar al Hospital los medicamentos que esté tomando o haya tomado en los últimos días. Probablemente ingrese el día antes o la misma mañana de la intervención.

Se bañará y se lavará la zona con un antiséptico. Se le afeitará la zona cercana al campo quirúrgico. Con ello evitamos futuras infecciones. Permanecerá en ayunas desde 6 horas antes a la intervención, con el fin de no sufrir complicaciones anestésicas. Por este mismo motivo es conveniente que en caso de fumar, no lo haga al menos dos semanas previas a la intervención.

Tras su ingreso se le realizará (en caso de no tenerlo ya hecho) un electrocardiograma, una analítica de sangre y una radiografía de tórax.

Como parte de su medicación preanestésica, es probable que se le dé un sedante  para estar más relajado antes de ir a quirófano. Ya en quirófano, se le cogerá una vía por donde administrar los fármacos anestésicos. Probablemente usted no recuerde esto después de la intervención.

Durante la intervención

El cirujano realizará un corte (incisión) en el cuello para llegar a la arteria carótida. Luego colocará un tubo (derivación) en la arteria, por encima y por debajo de la obstrucción. La derivación permite que la sangre fluya alrededor de la obstrucción para alimentar el cerebro. A continuación, el cirujano puede abrir la arteria carótida y limpiarla. Una vez que se extrae toda la placa, se retira la derivación y se cierra la incisión en la arteria suturando directamente o  con un parche venoso o sintético (de Dacron) en el lugar de la incisión.

La endarterectomía carotídea también puede realizarse empleando una técnica con la cual no es necesario derivar el flujo sanguíneo. En este procedimiento, el cirujano detiene el flujo de sangre sólo el tiempo suficiente para eliminar la obstrucción de la arteria.

En todo momento se monitoriza el estado cerebral mediante un aparato que mide la oxigenación del cerebro. Puede que también se midan otros parámetros cerebrales como pueden ser los potenciales evocados sensitivos y/o motores.

 

Postoperatorio

 

Puede que usted se le despierte en quirófano o posteriormente, según las circunstancias particulares de la intervención. Deberá estar al menos 24 horas en la Unidad de Cuidados Intensivos. Posteriormente pasará a planta donde permanecerá de 2 a 4 días. Durante su estancia en el hospital, deberá permanecer acostado y no mover mucho la cabeza. Posiblemente sienta dolor en el cuello. Este dolor podría durar unas dos semanas, por lo cual deberá tomar medicación analgésica.

La vida después de una intervención sobre las carótidas

Trate de no realizar actividades físicamente exigentes durante aproximadamente una semana. Podría tomar tanto como dos semanas restablecerse por completo.

 

Tras una endarterectomía carotídea deberá limitar su consumo de grasa y colesterol. El médico podría recomendarle un programa de ejercicio físico. También podrían ser necesarios otros cambios en su estilo de vida, tales como dejar de fumar, limitar su consumo de bebidas alcohólicas, y controlar la presión arterial y los niveles de colesterol.