6517926_orig.jpg

LA ENFERMEDAD VENOSA CRÓNICA, UNA ENFERMEDAD ANTIESTÉTICA

La enfermedad venosa crónica es una patología que afecta al 25% de la población adulta occidental. Según los últimos estudios, las varices, su manifestación más paradigmática, afecta a más del 60% de la población española.

Sin embargo no son sólo un problema estético, sino que produce limitaciones físicas y emocionales en los pacientes. Las complicaciones derivadas de la enfermedad venosa crónica pueden ser relativamente leves, como la aparición de úlceras o tromboflebitis superficial, pero también potencialmente graves, como la trombosis venosa profunda y su complicación con mayor morbi-mortalidad, el tromboembolismo pulmonar. 

Nuestra misión es doble. Por un lado, tratar una enfermedad, y por otro, hacer desaparecer los signos físicos de la misma, las inestéticas varices y arañas vasculares, devolviendo a la persona la percepción de salud en sus piernas. Para ello contamos con dos armas: por un lado, la última tecnología y los últimos avances en el tratamiento de varices del mercado, incluyendo plataformas láser de última generación y el uso de la microespuma en sus diferentes variedades; por otro, los profesionales más cualificados, con años de reconocido prestigio.

20190321-2120_2019-03-21 21.20.12.jpg

ARAÑAS 

Son vénulas o capilares intradérmicos o subdérmicos que se dilatan y adquieren un tamaño entre 0,1 y 1 mm. Tienen tendencia a confluir y adquirir diversas configuraciones: arbóreas, en peine, en abanico, en placas o tortuosas. La corona flebectásica describe un patrón en abanico de numerosas pequeñas venas intradérmicas sobre la cara media o lateral del tobillo y constituye un signo temprano de enfermedad venosa crónica avanzada.

20191209-1925_2019-12-09 19.25.00.jpg

RETICULARES

​Son venas subdérmicas localizadas en la dermis reticular, tortuosas y de color azulado, con un calibre entre 1 y 3 mm, es decir, más grandes que las arañas vasculares o telangiectasias y más pequeñas que las varices tronculares.

El tratamiento de las venas reticulares es importante ya que a menudo son las venas que alimentan a las pequeñas redes de arañas vasculares.

20190219-1749_2019-02-19 17.49.10.jpg

TRONCULARES

​Son venas subcutáneas dilatadas de 3 o más milímetros de diámetro, a menudo tortuosas. Un tipo particular son las varices recidivadas, aquellas varices que pueden aparecer tras varios años de una cirugía de varices.

Las varices tronculares suelen drenar en venas importantes, esto es, los troncos safenos o las venas profundas mediante perforantes. Su tratamiento requiere la realización de una ecografía previa.

TRATAMIENTOS

MICROESPUMA

La escleroterapia con microespuma consiste en la inyección dentro de las arañas vasculares o las varices de un líquido o una espuma que consigue hacer desaparecer la variz.

Para localizar dichas arañas vasculares o telangiectasias, usamos un aparato especial que mediante la técnica de transiluminación consigue hacer evidentes las varices localizadas debajo de la piel y que no se ven a simple vista.

​Mediante una perfeccionada técnica mejorada a lo largo de los años gracias al aprendizaje continuo en centros de excelencia europeos y americanos, hemos conseguido poder tratar todo tipo de varices sin cirugía y ser una referencia a nivel regional para el tratamiento de las pequeñas e inestéticas arañas vasculares.

VeinLite_transiluminación_varices.jpg

ESCLEROTERAPIA ECOGUIADA

Mediante la escleroterapia ecoguiada utilizamos el eco doppler para guiar una aguja e inyectar una espuma dentro del vaso. Se usa en varices colaterales o tronculares, donde la cantidad y concentración del esclerosante hacen inadecuado un abordaje que pudiera hacer que parte de la espuma se extravasara en el tejido subcutáneo.

Esta técnica, cuando está indicada, da resultados excepcionales. No es dolorosa, no precisa por tanto anestesia, se realiza en consulta y el paciente se va a casa realizando una vida sin limitaciones más allá del uso de una media de compresión, pudiendo evitarse una cirugía,

be51f2bb08ab73c13eb47923a5111d11559bc710

LÁSER VASCULAR Y RADIOFRECUENCIA

Con el láser podemos tratar tanto las arañas vasculares como las varices de mayor tamaño. Las primeras requieren el uso del láser transcutáneo, en el que una luz láser incide sobre la araña vascular y hace que desaparezca.

​Para las varices de mayor tamaño, usamos el láser endovascular y la radiofrecuencia, donde una fibra de micras de diámetro o un catéter de radiofrecuencia se introduce en la vena y la esclerosa desde dentro. Nos sentimos orgullosos de ser expertos en el uso de esta fuente de energía.

Tanto el láser endovascular como la radiofrecuencia son energías térmicas, lo que las diferencia de otras técnicas endovasculares no térmicas.

Láser transcutáneo para arañas vasculares

VENASEAL

El método VenaSeal, consiste en la aplicación endovascular de un sellante o pegamento en el interior de la vena safena interna.
Las ventajas son numerosas con respecto al resto de técnicas que tratan la vena safena (cirugía convencional o safenectomía, radiofrecuencia, láser endovascular y ClariVein) ya que es totalmente ambulatorio, no precisa anestesia más allá de local en el lugar de punción, no se producen hematomas ni manchas y sobre todo, no precisa llevar medias de compresión, por lo que es una técnica que se puede realizar en cualquier época del año. Además, está indicada especialmente en personas con movilidad de las piernas restringida, por artrosis de rodilla por ejemplo, que no son capaces de colocarse las medias de compresión diariamente.

venaseal-product-image_orig.jpg